Fernando Lafuente: la absurda historia del futbolista español que dieron por muerto en Irlanda

Fernando Lafuente, lo creyeron muerto, pero no era así. Archivo

BBC News Mundo

Fernando Lafuente está vivo pese a haber “presenciado su propia muerte”.

El futbolista español estuvo sin querer en el centro de un escándalo en el fútbol irlandés cuando un club del que formó parte anunció oficialmente su muerte la semana pasada.

Lo absurdo de la historia es que el Ballybrack FC informó sobre el supuesto fallecimiento de Lafuente en un accidente de tránsito a los responsables del campeonato regional Leinster Senior League para lograr que se pospusiera un partido.

Ballybrack FC
Image captionEl secretario del Ballybrack renunció el pasado martes y desde el club pidieron disculpas por el “grave e inaceptable error”.

 

Pero la noticia tuvo eco en otros clubes de la liga hasta el punto que algunos llegaron a rendir un minuto de silencio en honor a la memoria del futbolista español.

“En mi trabajo me comenzaron a mandar todos estos artículos y fue cuando supe que había muerto”, le contó Lafuente a la estación pública irlandesa RTE Radio tras conocer este miércoles todo el revuelo que se había generado en torno a su persona.

Un engaño

Lafuente, quien ya no juega para Ballybrack, dijo que el club lo había contactado la semana pasada para contarle que tal vez escucharía noticias sobre un accidente en el que estaría supuestamente involucrado.

“Sabía que iba a ver algún tipo de historia sobre mí pero pensé que sería una pierna rota o algo así”.

“Estaba en mi casa ayer después del trabajo, jugando videojuegos, cuando me contaron, ‘eres famoso”, recordó.

“No me importaba porque yo ya no estaba allí. Y si no me estaba metiendo en problemas, ¿por qué me iba a tener que importar? Estas pequeñas mentiras todos las dicen de vez en cuando”.

Pero la sorpresa fue que no se trató de una pierna rota, sino de algo mucho más grave

Él es consciente de que la idea de que un hombre veinteañero, “con toda su vida por delante”, muera en un accidente de tránsito es muy “triste”, pero que de cierta forma le resulta divertida porque ha sido como “presenciar mi propia muerte”.

El partido del Ballybracks contra Arklow Town fue suspendido y la liga publicó una esquela en la prensa irlandesa ofreciendo sus condolencias a la familia del jugador y al club.

Portadas de la prensa en Irlanda.
Image captionLa prensa en Irlanda revelaron el engaño sobre la muerte del futbolista español.

 

El club reconoció que había cometido un “grave e inaceptable error” y que está investigando lo que pasó.

Lafuente agregó que una vez que supo de la noticia que estaba circulando se puso en contacto con el club y ellos le pidieron disculpas por lo que estaba pasando.

“Mi esposa recibió informaciones por Facebook, pero ella más o menos sabía, pero sí tuve que llamar a mi mamá de inmediato ya que ella no sabía nada“, explicó.

“Vamos a matar a Fernando”

El presidente de la liga, David Moran, le dijo a RTE que esta misma semana había renunciado el secretario de Ballybracks y que ellos también habían iniciado una investigación bajo el procedimiento disciplinario del organismo.

Lafuente no cree que haya sido mala intención todo el caos que se originó, sino que seguramente fue algo que se les escapó de las manos.

“Parece ser que se tenían que librar de un partido de fútbol y la brillante idea de alguien fue: vamos a matar a Fernando que como ya no está aquí, no creo que pase nada”, explicó el lateral, que actualmente está sin equipo, al programa “El Larguero” de la radio española Cadena Ser.

“Creo que están teniendo problemas para reclutar jugadores”, dijo.

“No juegan fútbol de manera profesional. Muchos de ellos tienen trabajos normales y algunos lo hacen en Reino Unido. Creo que ese fue el problema, nada más”.